La trayectoria del viaje de Juan Sebastián Elkano. Haga clic en la imagen para ampliar el mapa

 

 

Artículos de Historia, Lingüística y Antropología Vascas (índice)

 

 

Juan Sebastián Elkano, el primer navegante que dio la vuelta al mundo.

 

 

Nació en 1487 en Getaria (Guipúzcoa), al ser éste un puerto pesquero, desde muy niño vivió inmerso en el mundo del mar, enrolándose desde muy joven en barcos pesqueros tanto de bajura como de altura. Su experiencia marinera se acrecentaría enrolándose en barcos de contrabando que se dedicaban al comercio entre diferentes puert os de Francia.    

En 1509 el cardenal Cisneros organizaría una expedición contra Argel, y Elkano, gracias a su espíritu aventurero, se alistaría en ella. Posteriormente también participará en las campañas del capitán Gonzalo Fernández de Córdoba en Italia.  

Cuando volvió de estas campañas fue encausado por haber rendido un navío armado a extranjeros. Después de aclarar este suceso con la justicia partiría a Sevilla, donde tuvo noticia de la expedición que estaba preparando el navegante portugués Fernando de Magallanes, cuyo objetivo era descubrir una ruta a las Indias por Occidente, recorriendo siempre aguas castellanas establecidas en el Tratado de Tordesillas, a través de un estrecho o un paso en el sur de América que llevara a las islas de las especias (Indonesia). Una nueva ruta que no tendría necesidad de bordear el continente africano ni atravesar aguas portuguesas. Elkano atraído por el proyecto se alistará en la expedición, que contaba con cinco naves y estaba tripulada por doscientos sesenta y cinco hombres, siendo Elkano maestro de la nao Concepción.

El 20 de septiembre de 1519 partió la expedición desde Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). Después de hacer escala en Canarias partió hacia las costas de Brasil, yendo en dirección sur y arribando en marzo de 1520 hasta la boca del río que Magallanes denominó San Julián, donde pasaron el invierno. Magallanes tuvo que hacer frente a un motín, comandado por Juan de Cartagena, de los tripulantes que no querían seguir adelante con la expedición, poniendo los amotinados a Elkano como mando de la nao San Antonio. El motín se resolvió violentamente y la expedición de Magallanes siguió adelante, volviendo Elkano a su puesto de la nao Concepción. Finalmente, en noviembre de 1520, encontrarían el estrecho que les llevaría a aguas del Pacífico y que, a partir de entonces, sería conocido con el nombre de Estrecho de Magallanes. Tras padecer gran número de vicisitudes la expedición, después de pasar por las Islas de los Tiburones (Puka Puka), la Isla de San Pablo (Vostok) y las Islas de los Ladrones (Islas Marianas), arribaron al archipiélago filipino en la primavera de 1521, donde Magallanes moriría en una escaramuza con los indígenas en la isla de Mactán, cerca de Cebú, el 27 de abril de 1521.

Fallecido Magallanes, su cuñado Duarte Barbosa y el también portugués Juan Serrao tomaron mando de la expedición. El gobierno de la expedición por parte de estos dos navegantes duraría sólo dos días, debido a que el rey de Cebú, después de invitarles a un banquete, les mataría. Les sustituirían Juan Carvalho, también portugués, en la Victoria, y Gonzalo Gómez de Espinosa en la Trinidad. La Concepción, ya inservible, tuvo que ser abandonada en la isla de Bohol, pasando Elkano a la nao Victoria con el cargo que ocupaba en la Concepción. La expedición se veía reducida a dos naves y 150 tripulantes y se dedicó a explorar diversas islas del archipiélago filipino, hasta que, guiados por indígenas, arribaron finalmente a las ansiadas Islas de las Especias (Molucas).

El 8 de noviembre de 1521 arribaron a la isla de Tidore y comerciaron gracias al buen entendimiento con Almanzor, el sultan de la isla, cargando clavo, nuez moscada y otros productos. Sabiendo de la presencia en la zona de portugueses decidieron que la Trinidad volviese en dirección Panamá; mientras que la Victoria seguiría la ruta que realizaban los portugueses. El 21 de diciembre de 1521 partió la Victoria desde las Islas de las Especias con una tripulación compuesta de 47 europeos y 13 indígenas. Elkano se había hecho cargo de la capitanía de la expedición sustituyendo a Carvalho en el puerto de Caldera de Mindanao. Rumbo a la isla de Timor, hicieron escala en diversas islas, aprovisionándose de pimienta, madera y otras mercancías. El 26 de enero de 1522 llegaron a Timor; allí, ante las exigencias de los indígenas, Elkano tuvo que apresar a uno de los jefes indígenas exigiendo víveres a cambio de su libertad. El 11 de febrero de 1522 salieron de Timor, el 6 de mayo doblaron el cabo de Buena Esperanza en África, arribando la Victoria, después de muchas vicisitudes, al puerto de Sanlúcar el 6 de septiembre de 1522.  

De los 239 hombres que salieron en expedición sólo volvieron diez y siete en una maltrecha nao Victoria, llevando a su fin una de las gestas más grandes de la humanidad. El rey Carlos I de España, concedió a Elkano una renta anual de 500 ducados en oro y, como escudo, una esfera del mundo con la leyenda en latín: Primus circumdedisti me ("El primero me circundaste").  

El 4 de agosto de 1526 Elkano fallecería de escorbuto a bordo de la nao Victoria cuando participaba en la expedición de García Jofre de Loaisa a las Islas de las Especias.

 

 

 

 

¡Comparte este artículo!

 

 

 

 

 

Escríbanos para realizar sugerencias o consultas
Escríbanos para realizar sugerencias o consultas